#SanidadDesnutrida: Grupo 839. Masajistas, bromatólogos, dietistas y auxiliares de enfermería

sanidaddesnutridaUno de los trámites que hay que hacer cuando uno se hace (por decisión o por casi obligación) autónomo, es inscribirse dentro de un epígrafe que defina la actividad a realizar. Aún me acuerdo la cara que se me quedó cuando, inocente de mi, al querer darme de alta en la actividad profesional que iba a ejercer como dietista-nutricionista, me encontré que “nuestro” epígrafe, era un epígrafe de esos que podríamos llamar comunitarios, colectivos o en masa. Vamos, un epígrafe que aglomera a varios profesionales en uno. El gran epígrafe 839, ideal para trabajar tanto de masajista, bromatólogo, dietista o como auxiliar de enfermería. Toma ya. Ahí todos juntos y bien revueltos.

En un segundo momento pensé que quizá para ahorrarse numeraciones, eso seguramente pasaba en la gran mayoría de profesiones, así que me lancé a google en modo curioso para ver qué me encontraba. Pues bien. Resulta que sí hay profesionales que tienen su propio epígrafe. Por ejemplo, existe un epígrafe para los arquitectos, uno para los diseñadores de interiores y otro para los delineantes. Pues claro que sí, porque pese a ser profesiones que están o puedan estar relacionadas, son actividades y profesiones bien diferenciadas. Pero resulta que hasta hay un epígrafe distinto para los arquitectos y otro para los arquitectos técnicos (y me parece fantástico, porque seguro que tienen competencias compartidas pero también competencias diferenciadas). Hasta los estomatólogos tiene su propio epígrafe. Pero los dietistas no. Se ve que en este país, los dietistas, los masajistas, los bromatólogos y los auxiliares de enfermería compartimos actividad (y lo triste es que en algunos casos sí es así).

Pasado el semi cabreo post búsqueda en google, me dirigí a la agencia tributaria, donde me propusieron otra solución: si no me quedaba contenta en pertenecer a un grupo tan genérico, siempre podía registrar mi actividad bajo el epígrafe 942.9 de “Otros servicios sanitarios sin internado”. Claro que sí, mucho mejor así. A formar parte del grupo misceláneo de los otros, los amontonados (y ahí me vino en mente de nuevo la más que recurrente pregunta de: – Oye, pero tú exactamente ¿de qué trabajas? – De dietista-nutricionista. – ¿Y eso, qué es? lo de las verduras, dietas y eso a la plancha, ¿no? – … ). Me vinieron ganas hasta de registrarme en el epígrafe 881 de ASTRÓLOGOS Y SIMILARES, que por cierto, sí tiene epígrafe propio (¿qué tratará de decirnos el gobierno con ello?).

dietista vidente

La bola de cristal me dice que ayer cenaste bacon…

Bien. Podríamos dejar el tema como una anécdota meramente administrativa, pero creo que es un fiel reflejo de cómo se valoran algunas actividades y profesiones en este país. Desconozco cómo está exactamente el tema en otras profesiones sanitarias (aunque me consta que los fisioterapeutas andan más o menos igual de mal que nosotros), pero el caso de los Técnicos Superiores en Dietética (TSD) y de los Diplomados o Graduados en Nutrición Humana y Dietética (Dietistas-Nutricionistas, alias D-N) es de juzgado.

¿Sabías que somos el único país de la Unión Europea que no cuenta con dietistas en la sanidad pública? Y eso, perjudica no solo a los profesionales de la nutrición y la dietética, sino al resto de profesionales sanitarios con los que trabajar codo a codo, a los pacientes y a la población en general. Porque si no hay profesionales en la sanidad pública, las consecuencias las pagamos todos (por poner un ejemplo, ¿sabías que por cada euro invertido en asesoramiento dietético se ahorran más de 50€ en tratamientos posteriores, se aumenta la productividad porque disminuyen las bajas laborales y mejora la calidad de vida de las poblaciones?).

Es por ello que me quiero unir con este post a la iniciativa #SanidadDesnutrida de Dietética Sin Patrocinadores. Para colaborar además en la difusión de la manifestación a favor de la inclusión de la atención nutricional en nuestro sistema sanitario que se ha convocado frente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad este domingo 10 de mayo a las 12h.

Así que como profesional, como familiar y amiga de pacientes que podrían haberse ahorrado unos cuantos tratamientos farmacológicos con una buena prevención y educación alimentaria, y como ciudadana que cree en la sanidad y educación pública y de calidad, os invito a uniros a la difusión y participación de la iniciativa.

Os adjunto el manifiesto. Vale la pena que os lo leáis, porque el que no haya TSD ni D-N en la sanidad pública, nos afecta a todos, no solo a los profesionales:

10/05/2015, 12:00 – Frente MSSSI (Paseo del prado, 18)

¡Algo falla en tu Sanidad! ¡Pide atención nutricional!

¿Por qué necesitas Dietistas-Nutricionistas (DN) y Técnicos Superiores en Dietética (TSD) en tu sanidad?

   Porque 3/4 partes de las muertes en países desarrollados se deben a enfermedades directamente relacionadas con el estilo de vida, siendo la alimentación uno de los pilares principales, y en España no puedes acceder gratuitamente al profesional mejor formado para orientarte (1).

   Porque en patologías tan comunes como la diabetes, la hipertensión o los accidentes cardiovasculares, antes de la medicación va la alimentación. Porque nos estamos saltando la prevención y el primer tratamiento de elección por falta de profesionales sanitarios capacitados para aplicarlo.

   Porque ciudadanos que precisan de un consejo dietético continuo y personalizado, no lo tienen. Los enfermos renales, los que sufren enfermedades inflamatorias intestinales, cáncer o patologías digestivas no cuentan, desde el ámbito público, con el apoyo de las profesiones que deberían controlar uno de los pilares fundamentales de su tratamiento y ayudarles a hacer su vida más fácil.

   Porque tenemos una tasa de obesidad infantil alarmante y en aumento, y no hay Dietistas-Nutricionistas ni Técnicos Superiores en Dietética en atención primaria o pediatría.

   Porque el 30-50% de los pacientes hospitalizados se desnutren (2), y los profesionales especializados que deberían cuidar de ellos no están presentes en la sanidad pública. Se alargan las hospitalizaciones y la recuperación de esos pacientes se resiente. Y puede evitarse.

  Porque los países con servicio de nutrición en la sanidad pública ahorran en gasto farmacéutico y de atención sanitaria. Por cada euro invertido en asesoramiento dietético se ahorran más de 50€ en tratamientos posteriores, se aumenta la productividad porque disminuyen las bajas laborales y mejora la calidad de vida de esas poblaciones (3).

   Porque queremos que tengas profesionales de referencia y de acceso libre que te asesore en temas de alimentación,  a lo largo de tu vida y la de los tuyos, adaptando el consejo a tus necesidades en cada momento, con la misma garantía que nuestra sanidad cuida de tu salud en el resto de ámbitos.

¿Quién debería encargarse del consejo dietético y los tratamientos nutricionales?

  En España existen dos profesionales con titulación oficial especializados en dietética y nutrición: los Dietistas-Nutricionistas (diplomados o graduados en NHyD) y los Técnicos Superiores en Dietética.  Ambos deben formar parte de la sanidad pública integrando las Unidades de Nutrición y Dietética tanto en atención primaria como especializada, tal y como sucede en el resto de la Unión Europea.

¿Quién se encarga ahora de la alimentación?

  Actualmente las funciones que deberían ser llevadas a cabo en conjunto por el DN y el TSD las realiza personal ya saturado con sus propias funciones y sin formación específica (enfermería y medicina). El asesoramiento nutricional que recibe el ciudadano se reduce a menudo a una fotocopia con consejos genéricos. La dietoterapia brilla por su ausencia y se recurre directamente a medicación en casos que podrían tratarse antes con pautas nutricionales. Y que en muchos casos podrían haberse prevenido con asesoramiento dietético temprano.

FALTA ALGO EN TU SANIDAD, PIDE ATENCIÓN NUTRICIONAL ESPECIALIZADA Y APOYA LA CAMPAÑA.

AHORREMOS EN FÁRMACOS Y ATENCIÓN SANITARIA INVIRTIENDO EN SALUD Y CALIDAD DE VIDA.

En una #SanidadDesnutrida pierdes tú. Alimenta tu salud.

(1) http://www.who.int/whr/2003/chapter1/es/index3.html

(2) http://www.meiga.info/guias/NutricionArtificial.pdf

(3) https://www.bda.uk.com/improvinghealth/healthprofessionals/cost_benefit_of_dietitians

¿Qué puedes hacer? ¡Difunde y participa!

Moviliza este manifiesto.
Visibiliza tu unión: únete a #SanidadDesnutrida en las Redes Sociales
Participa: esto no va a quedar sólo en una convocatoria. Ya lo verás.
Acude y haz porque todos te acompañen.
Ayúdanos: que, para reclamar lo justo, ¡seamos una sola voz!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s